¿Qué os va pareciendo mi blog?

viernes, 30 de octubre de 2009

¿vivimos en una sociedad racista?

¿QUÉ ES LA RAZA?

Según varios diccionarios, raza alude al grupo en el que se subdividen las especies de seres vivos cuyas características se heredan a sus descendientes. Por tanto, la raza humana, según ese planteamiento, sería los grupos de seres humanos que por el color de la piel, de ojos, y demás se distinguen de la raza blanca, que es entendida como superior.
No obstante, estas definiciones son por completo erróneas. Gracias a los científicos hemos descubierto que las diferencias entre personas de “diferentes razas” es insignificante (todos los seres humanos compartimos el 99’9 % de los genes). Por tanto, se puede decir con total seguridad que entre humanos no existen razas sino que hay una sola especie humana, caracterizada por una gran diversidad de formas y colores que no puede servir para establecer relaciones de desigualdad entre personas. Además, esas diferencias son consecuencia directa de la adaptación al medio de las distintas civilizaciones ese sin que exista una base lógica para defender la pertenencia a una civilización más o menos desarrollada. Como nota curiosa, es necesario decir que con mucha probabilidad el primer homo sapiens naciera en África, por lo que habría sido NEGRO).
Por tanto, a la pregunta de si somos racistas, la respuesta es ¡¡sí!! En uno o en otros aspectos lo somos, discriminamos aunque alguna vez que otra sea insconcientemente. Y muchas veces discriminamos no por el color de piel o la nacionalidad, sino por la altura, la forma de hablar, el nivel de estudios…discriminamos todo el día, desde el momento en que , por ejemplo, nuestra sociedad no está adaptada para que una persona que se desplaza en silla de ruedas pueda ir a comprar al supermercado sin encontrarse con millones de barreras arquitectónicas.

El racismo, hoy en día y como bien he dicho antes, está socialmente mal visto. Sobre todo por sus antecedentes históricos (recordemos al “adorable” Hitler o las hazañas de Franco) y por el Estado en el que vivimos que, en el capítulo segundo de la Constitución, en la parte correspondiente a los “derechos y libertades”, artículo 14, nos dice que “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”
Y sin embargo, con los últimos movimientos migratorios, el panorama español ha cambiado radicalmente y la situación es bastante conflictiva. Repasando la historia de nuestro país, encontramos que la tradición en España era emigrar a países extranjeros para encontrar trabajo (no olvidemos la cantidad de españoles, hoy ya ancianos, que fueron a Alemania) y que actualmente somos uno de los principales países receptores de inmigración. Pese a que nuestro país siempre ha sido un cruce de culturas y somos fruto de la mezcla de todo tipo de etnias y naciones, tenemos un sentimiento de rechazo fuertemente arraigado y que despierta cada vez que vemos a alguien que no se encuadra en lo que es el “estándar español”.
Sin embargo, no hace falta hablar de extranjeros. Personas de otra identidad sexual que no sea la heterosexual ya se salen del plato y no son aceptados por un alto porcentaje de la población española. ¿Cuántos jueces no han denegado la patria potestad de sus hijos a una mujer por ser lesbiana? Pero mejor dicho, ¿cuántas escenas racistas vemos diariamente en la televisión? Recuerdo un capítulo de la serie de Telecinco “Los Serrano” en la que dos de los protagonistas encontraban a un “pobre negro” y lo “acogían” en su casa (no logré terminar de ver la serie ese día por la frustración que despertaba ante mí lo que estaba ocurriendo). El comportamiento, a la par que paternalista, era completamente racista (con comentarios xenófobos). Y ante mi indignación, repasé la prensa del día siguiente y no hubo ningún tipo de crítica a este episodio de la serie. Pasó INADVERTIDO.
Y si hablamos con muchas personas que nos encontramos por la calle, muchos de ellos han tenido o tienen comportamientos racistas. No les gusta compartir el asiento con una mujer marroquí, hacen comentarios despectivos de los chinos que tienen un comercio, y argumentan que ellos están aquí de invitados y que se tienen que adaptar a nuestras costumbres. ¿Las soluciones? Quizás, Educación, programas y leyes que protejan a los inmigrantes para que sus derechos no sean vulnerados cuando lleguen aquí. O mejor visto… ¿por qué no nos esforzamos en ser tolerantes y superar el miedo a lo desconocido?



Racismo

El la clase de la semana pasada, estuvimos hablando del tema del racismo. Sobre todo, el debate se centró en si realmente existían razas o no. Recientemente hemos estado debatiendo una termática similar en la asignatura de Educación y Diversidad Cultural, por lo que dejo en una siguiente entrada mi reflexión personal sobre el asunto para quien le interese conocer mi opinión. Un saludo a tod@s!!!

Seminario Juventud 26-10-09

El primer seminario de esta asignatura ha tenido lugar esta semana, en concreto, el lunes. Lo primero que tengo que decir es que a esa hora, mi cansancio, después de todo el día sin descansar ni un minuto, era extremo. Por tanto, hablarme de ganas de participar en ese momento era como oir llover. Si me hubieran hablado de la comodidad de un sofá o de la calidad de un colchó Picolín me habría sentido más entusiasmada. Sin embargo, comencé a participar en la dinámica que se propuso con todas las ganas que puse. No obstante, creo que no estaba previsto que acudiéramos tantas personas y fue algo incómodo trabajar en grupos tan grandes.
Las dinámicas, además, fueron desde mi punto de vista poco interesantes y las justificaciones de éstas no lograban situarme dentro de la temática del seminario. creo que el tiempo dedicado al seminario fue insuficiente y que se debería de haber hecho en dos sesiones.
La conclusión a la que llegué es que tenemos que participar en el mundo que nos rodea y hacer oir nuestra voz. Pero también es cierto lo que comentaron muchos de nuestros compañeros. Las personas jóvenes no tenemos muy fácil el hacernos oir, porque con frecuencia, las personas con mayor poder (de todas las indoles) son quienes actúan sin consultarnos (por ejemplo, Bolonia) y ya podamos dar todas las pataletas que queramos, que no hay forma de que cambien de opinión.
la solución quizás resida en que pongamos más interés y estemos más atentos ante lo que nos interesa...pero también hay que entender que por las edades que tenemos nuestras prioridades no suelen ser los planes educativos que se pondrán en marcha dentro de diez años (que es lo que ha ocurrido con Bolonia, mientras ésta se pactó, las personas que estámos ahora afectadas éramos demasiado jóvenes como para interesarnos por el asunto).

martes, 27 de octubre de 2009

Saltando

Aquí os dejo el corto "Saltando" de Pixar que me he descargado de youtube. Trata sobre un cordero que es felix con su pelo hasta que lo esquilan. Todo el mundo se rie de él y se siente muy desdichado hasta que habla con una "persona" que le hace abrir los ojos y volver a ser feliz.


Desde mi punto de vista...TODOS SOMOS O HEMOS SIDO CORDEROS...y todos hemos sufrido burlas y críticas por parte de otras personas por no ser lo que la sociedad considera correcto, normal o adecuado. El cordero es, durante unos meses, un animal sin pelaje. Al principio, sufre y se siente deprimido, no es feliz...pero cuando se siente a gusto consigo mismo, cuando se da cuenta de que no tener pelo no le dificulta en manera alguna en sus actividades cotidianas, vuelve a saltar: vuelve a ser feliz. Y eso es para mí la felicidad: sentirse a gusto con uno mismo. Da igual ser bajito, delgado o que te falte un ojo. Si eres feliz, si te quieres, lo demás no importa. Ni lo que opinen los demás ha de ser relevante.

La sociedad está obsesionada con la perfección, con un estándar de seer humano dificil de conseguir si no se pasa por el quirófano. ¿Qué ocurre si se nace con algún tipo de discapacidad? Pues que esa "discapacidad" lo es porque el entorno no se adapta a tí. Por ejemplo, yo uso gafas, ppor lo que cuando no las uso, soy una discapacitada visual y me iré "comiendo" todas las farolas de la calle. Estaré DESADAPTADA. Lo mismo pasa con una persona con diversidad funcional motórica: si una acera tiene el bordillo alto...¿quién tiene la discapacidad? ¿la persona que quiere subir la acera o la sociedad que no ha pensado en ella?


Las burlas por parte de muchas personas manifiestan falta de conocimientos, ignorancia y vivir en la más absoluta de las infelicidades. Si necesitas reirte de otras personas para pasar un buen rato, es que tu vida no tiene sentido. Y es que las diferencias nos hacen ser más ricos. ¿De qué nos sirve que toda la población de hombres sean rubios, ojos azules y de metro ochenta? ¿de qué nos sirve que todo el mundo sea inteligente? ¿Qué importa que el cordero no tenga pelos si puede seguir bailando y saltando de igual manera?


"Encuentro tanta diferencia entre yo y yo mismo como entre yo y los demás" Montaigne

video
video

La isla de las flores


Por fin, ¡¡¡por fin!!!, encuentro un corto que exprese una idea que llevaba mucho tiempo en mi cabeza. Alguien se ha dado cuenta de lo subrealista y estúpido que es que los cerdos se alimenten mejor que unas personas, que seamos el último eslabón de la cadena...que tal y como está constituida la sociedad lo ilógico es la norma, lo prioritario es secundario...personas mueren de hambre mientras otras se compran bolsos de miles de euros. Y sólo unas pocas mentes dedicen hacer algo al respecto. Pero casualmente, personas que no tienen poder, personas que cuentan con escasos recursos. ¿no cambiaría el mundo si todos los gobiernos realmente se pusieran manos a la obra conjuntamente?

No olvidemos que lo que comemos hoy le cuesta la vida diariamente a muchas personas. Nuestro desarrollo es a costa del sufrimiento ajeno. Pero claro, nos preocupamos por la crisis porque nos afecta a nosotros, nos preocupamos por el cambio climático porque somos los únicos que tenemos algo que perder si todo se va a la mierda, nos preocupamos por el fracaso escolar porque tenemos escuelas. ¿qué tal si nos dejamos de mirar el ombligo y nos miramos los pies?

sábado, 24 de octubre de 2009

Comenzamos...

Hola a todos y todas!! Aunque un poco tarde, hoy empezamos el blog de Intervención. Los motivos de tanto atraso son variados:
  • mi llegada tardía a clase por haber estado de beca en Malta (y viendo el volumen de trabajo que tenemos que afrontar este año, me debería haber quedado más tiempo allí...)
  • la mala fortuna: todos, y digo TODOS, los ordenadores de mi casa han caido en coma irreversible.
  • adaptación progresiva al nuevo curso: he tardado estas dos semanas en ser consciente de todo lo que hay que hacer y qué objetivos me tengo que cumplir. Básicamente, mi cerebro ha tardado varios días en procesar los dos millones y medio de trabajos que tenemos que hacer.

Pese a todo...¡¡¡comienzo con ilusión y ganas!!! Tal y como parece estar organizada la asignatura, me motivo con tal solo pensar todo lo que voy a aprender y la utilidad futura de tosos esos conocimientos. Espero poder aprovechar todo...